ECO: una herramienta para afrontar la crisis ambiental global a partir del encuentro entre arte, ciencia y nuevas tecnologías [fase 1]

Tipo de investigación: 
de CEIArtE - Secretaría de Investigación y Desarrollo UNTREF
Director: 
Ricardo Dal Farra
Investigador: 
Bernardo Piñero
Ana Laura Cantera
Natalia Pajariño
Gabriela Munguía
Paloma Catalá del Río
Gerardo Della Vecchia
Introducción: 
El objetivo de ECO es desarrollar una base de datos con información sobre organizaciones, instituciones y en ciertos casos individuos que vinculen a las artes electrónicas con las ciencias y las nuevas tecnologías, y cuyo foco de interés apunte a la crisis ambiental que se vive a nivel global.
Se buscará explorar y analizar el rol de las artes electrónicas y de los artistas que trabajan en este campo, generando no solamente información potencialmente útil para múltiples sectores de la sociedad sino también desarrollando un conjunto de herramientas informáticas y facilitando acciones participativas que sirvan para enfrentar a las amenazas de la crisis ambiental desde un lugar crítico y activo. Para ello, se sumará a la base de datos antedicha, un espacio virtual de encuentro transdisciplinar, y se trabajará además activamente sobre la vinculaciones y asociaciones que puedan ayudar a modificar el curso actual de los acontecimientos, hacia un mayor cuidado de nuestro entorno.

Las producciones artísticas que se entrecruzan con la ciencia y las nuevas tecnologías apuntan muchas veces su mirada a la reflexión sobre esas intersecciones así como a las diferencias entre esas mismas áreas. Se piensa en el uso y el rol de las nuevas tecnologías en el arte no solamente a manera de dispositivo o herramienta de uso, sino como un punto de encuentro y diálogo entre una multiplicidad de lenguajes que abrazan lo estético, conceptual y artístico junto a aspectos técnicos, sociales, históricos, económicos y culturales. Algo similar sucede en los cruces entre arte y ciencia. El arte electrónico tiene la capacidad y posibilidad de operar como plataforma que lleve a la reflexión y crítica de diversas problemáticas que enfrenta la sociedad actual, y entre ellas, sin duda está la crisis medioambiental.

 

Arte y Medio Ambiente

Al hablar de medio ambiente nos referimos a un sistema complejo y dinámico de interrelaciones ecológicas, socioeconómicas y culturales que evolucionan a través del proceso histórico de la sociedad. Ese medio ambiente abarca las extensiones que componen nuestro planeta, desde la naturaleza a la sociedad humana y su patrimonio histórico-cultural, es decir, lo creado por los humanos e incluso a nosotros mismos.

Se hace cada día más urgente enfocarse al cuidado de los ecosistemas, así como de los sistemas artificiales creados por el hombre que desestabilizan nuestro entorno, provocando dificultades que no permiten un retorno al equilibrio necesario para mantener la vida. Para ello se requiere cambiar patrones de uso y consumo, fomentando la equidad y justicia para satisfacer las necesidades de todos, generando conciencia sobre los abusos sobre el medio ambiente y produciendo acciones tanto inmediatas como a corto y mediano plazo respecto de diversos problemas, tales como: la degradación del suelo, la contaminación ambiental, los cambios en el clima, la pérdida de la diversidad biológica, la sobrepoblación humana, y tantos otros factores que van a condicionar negativamente el futuro de la humanidad.

Por otra parte el arte, y específicamente en este proyecto, el arte conocido como “electrónico”, propone diferentes maneras y posibilidades de ver e incluso ayudar a transformar la realidad. Es decir, el arte electrónico puede aportar para que se produzcan cambios positivos en la sociedad. La propuesta es ir entonces más allá del hecho estético. Sin duda hay producciones artísticas que lo han hecho y de modo destacado a lo largo de la historia, e indudablemente esto se refuerza en el siglo XX y la actualidad. El arte no es neutral y puede ayudar a plantear y ayudar a ver mejor ciertos problemas, así como también ayudar a buscar soluciones. Hay numerosas agrupaciones e instituciones que hoytrabajan en tal sentido, desde Latvia y Holanda a Nueva Zelanda, Canadá y Argentina.

Existen innumerables producciones artísticas que logran manifestar una dinámica de diálogo multilateral y multidisciplinario, e incluso a veces transdisciplinario, entre los saberes del arte, la ciencia y las nuevas tecnologías, pudiendo servir como puentes de intercambio, interconexión y comunicación, logrando operar como medios de cuestionamiento, de expresión política, como herramientas para la toma de conciencia y, en el caso que nos ocupa, dedicadas a la preocupación en torno a la conservación de nuestro medio ambiente y su habitabilidad.

Hoy, quizás más que nunca, todos los ámbitos del conocimiento y las prácticas son potencialmente útiles y necesarias para expresar la gravedad y urgencia de lo que está sucediendo con nuestro planeta. Considerando a los hechos artísticos y su dimensión social e histórica, es imperioso intentar acercar y unir cuando sea posible a las propuestas de diversos grupos, asociaciones e instituciones que en su vinculación con el arte puedan acoger, difundir, promocionar e incluso ir más allá en la búsqueda de soluciones ante la necesidad del cuidado de nuestro medio ambiente y el futuro de la humanidad en este planeta.

“Ser capaz de plasmar las costumbres, las ideas y el aspecto de mi época, según mi apreciación; ser no sólo un pintor, sino también un hombre; en una palabra, hacer un arte vivo, ese es mi objetivo “ decía Gustave Courbet.

 

Antecedentes de ECO

ECO es un proyecto que parte sustancialmente de iniciativas que ha venido desarrollando el Centro de Experimentación e Investigación en Artes Electrónicas (CEIArtE) de la UNTREF desde hace varios años. Tiene como antecedente directo el primer simposio Equilibrio-Desequilibrio / Balance-Unbalance que se desarrollara en la UNTREF en 2010, así como los simposios internacionales Balance-Unbalance de 2011, realizados en Montreal, Canadá y el reciente Balance-Unbalance 2013 llevado a cabo en Noosa, una biósfera y reserva designada por la UNESCO en Australia. Todas acciones lideradas por el autor de este mismo proyecto. Del mismo modo se han realizado una serie de muestras en diversos espacios educativos y culturales de Argentina y se han presentado ponencias durante Mutamorphosis II en Praga, en ISEA 2012 en Albuquerque e ISEA 2013 en Sydney, entre otras acciones.

ECO tiene como objetivo utilizar al arte como un catalizador para explorar las intersecciones entre la naturaleza, la ciencia, la tecnología y la sociedad buscando generar mayor conciencia sobre la problemática que enfrentamos, y contribuyendo con soluciones concretas que puedan ayudar a resolver la crisis medioambiental.

Al igual que iniciativas llevadas a cabo en Nueva Zelanda por Intercreate a través de SCANZ o RIXC en Latvia o V2_ en Holanda, los proyectos ECO y Balance-Unbalance están ayudando a abrir nuevos caminos para desarrollar un amplio programa de actividades internacionales de investigación-creación en torno al objetivo principal de esta propuesta: desarrollar el potencial de las artes electrónicas para enfrentar a un mundo cada vez más amenazado por catástrofes ambientales.

Las conexiones entre ECO y Balance-Unbalance contribuirán a crear enlaces con la UNESCO y su Programa sobre el Hombre y la Biósfera, con la red global del Centro del Clima de la Cruz Roja/Media Luna Roja, y con Leonardo, la reconocida publicación del MIT Press. Todas estas organizaciones han venido apoyando de modo claro y concreto a Balance-Unbalance, y ECO se verá beneficiado directamente de ellas.

 

Proyecto: ECO: una herramienta para afrontar la crisis ambiental global a partir del encuentro entre arte, ciencia y nuevas tecnologías [fase 1]

Es importante repensar que al incorporar tecnologías en las producciones artísticas, se abordan conceptos e ideas que la tecnología misma implica, es decir, ella misma es un reflejo de nosotros como cultura y sociedad. Por ello mismo, distintos artistas y producciones dentro del campo de las artes electrónicas toman estas implicancias tecnológicas como hecho cultural tecnocientífico, aunque es evidente que existen muchas maneras de abordar la tecnología en un proceso artístico. No en todos los casos hay una ruptura evidente con el modo tradicional del arte centrado en el objeto y un espectador pasivo y contemplativo. Por tanto existe la necesidad de pensar la misma tecnología como otro lenguaje formal para la producción. Más allá de pensarla sólo como una mera herramienta, es posible que se piense como un puente de interacción de variables formales que se vinculan con el mundo, desde lo sustancial de la información, en un lugar no visible de códigos, matemáticas, nuevos ordenamientos y algoritmos, de cuyas relaciones emergen nuevas formas materiales y acciones, ya sean como imagen, sonido, el desplazamiento de un dispositivo mecánico, etc.
El paso del arte y la ciencia impregnan todos los ámbitos de la vida y sirven para explorar y proponer nuevos territorios de comunión, crítica y reflexión, como es el caso específico que propone ECO: el arte (electrónico y los nuevos medios) y el medio ambiente.

Así, ECO busca subrayar la necesidad de integrar distintas disciplinas en una nueva ecología, donde confluyen los valores del ser humano, los artísticos, culturales, científicos y tecnológicos, con una visión ética e imaginativa del progreso de la sociedad y su relación con problemas profundos, tomando a la creciente crisis ambiental como un ejemplo contundente de esta vinculación.

El proyecto ECO es una etapa que aparece como fundamental en la serie de acciones que viene llevando adelante CEIArtE desde hace años, por ejemplo a través de la serie de simposios internacionales y muestras artísticas Equilibrio-Desequilibrio / Balance-Unbalance. Los problemas a los cuales se ven enfrentados los artistas hoy, no son simplemente estéticos, sino que están fundamentados sobre una escala nueva. Los conocimientos de la ciencia, la tecnología y el arte se deben asimilar e integrar para generar propuestas de rehabilitación de una ecología que nos haga factible tener un futuro.

ECO busca no solo ser una fuente de información sino ofrecerse además como una plataforma virtual, un espacio de vínculo para la socialización entre diversas comunidades virtuales, asociaciones, instituciones, artistas, científicos, investigadores, e incluso personas no especializadas, todos unidos por una problemática en común: la crisis ambiental que enfrentamos cada uno a nivel local, y que en sus diversas modalidades es sin duda una problemática global. ECO busca facilitar un espacio de intersección para distintos saberes: los que identificamos como ciencia, tecnología y arte, y cómo es posible buscar una comunión entre estos saberes y el saber hacer, para generar resultados que se apliquen en producciones artísticas y futuras investigaciones, ofreciendo nuevas posibilidades que nos permitan repensar nuestra actividad como humanos frente a las problemáticas ambientales planteadas.

El surgimiento de las bases de datos impulsan una nueva forma de gestión del conocimiento, una más horizontal y democráticas. Dichas bases de datos se proponen como una herramienta informática que ofrece potenciar interacciones y flujos comunicacionales. En este contexto, la generación de conocimiento pensado a partir del uso de base de datos, propone un modelo que apuesta a un diálogo multilateral en donde el saber se constituye como un producto social que debe ser compartido y comunicado; y en donde su propio nivel de organización se basa en la misma búsqueda y encuentro de intersecciones e interacciones entre saberes y objetivos afines.

Las bases de datos, o los gestores de base de datos, permiten almacenar, organizar y posteriormente facilitar el acceso a información de manera rápida y sencilla. Esto está en el corazón mismo de ECO, que busca conformar un punto de encuentro a partir del acceso a la información primero, potenciando a partir de allí las vinculaciones entre quienes consulten la base de datos y se interesen en compartir sus propios saberes y conocimientos.

ECO busca facilitar el encuentro y el diálogo entre artistas, científicos, ingenieros, filósofos, arquitectos, abogados, economistas, políticos y todo tipo de actor social que esté interesado en explorar las posibilidades que el arte electrónico tiene de actuar como factor de cambio en la sociedad, y particularmente, en el ámbito de la crisis ambiental. La naturaleza y la vida, el bioarte, la inteligencia artificial y la vida artificial, el care art, la permacultura, las energías llamadas alternativas y mucho más, se entrecruzan cada día de un modo más fuerte buscando posibilidades que nos sirvan para mejorar la delicada situación que enfrentamos. El acceso a la información y las acciones para promover y facilitar vínculos, son en este caso un factor que sin duda puede producir cambios notables y en una escala que esperamos pueda llegar a tener un efecto realmente significativo.